Si lo detuvieron por sospecha de consumo excesivo de alcohol es probable que se deba realizar una serie de exámenes para intentar valorar la demanda. Estas pruebas se refieren comúnmente a “pruebas de sobriedad”. Estas pruebas pueden variar desde un simple paseo, a algo más amplio como por ejemplo un analizador de aliento. Por desgracia, estas pruebas son totalmente a discreción del oficial. Si decidió negarse a realizar cualquiera de las pruebas a solicitud del oficial, tendrá mayores posibilidades de ser inmediatamente arrestado y encerrado en la cárcel del condado.

Aquí en Las Oficinas Legales de Enrique Ramírez estamos dedicados a luchar por ti. Vamos a trabajar sin descanso para reducir al mínimo posible: el encarcelamiento, suspensión de la licencia, multas, o mejor aún eliminar completamente los cargos. El abogado Enrique Ramírez examinará cuidadosamente todos los hechos relacionados con su caso y cuestionara cada acusación en su contra. Ya sea que usted cree que le han tratado injustamente, o simplemente quieres un abogado con experiencia en el campo. El abogado Enrique Ramírez y sus 25 años de experiencia en problemas relacionados con el alcohol, son defensa firme y eficaz para los cargos en su contra.