En la sociedad actual y por motivo de los acontecimientos recientes, hacer una amenaza terrorista es una acusación muy grave y debe manejarse con mucha delicadeza y cuidado. Las consecuencias pueden variar en; su tiempo en una prisión estatal, multas, y una condena penal que estará en su registro criminal permanentemente.

Una amenaza terrorista se puede definir; Amenazar con la intención de “aterrorizar a otra u otras personas”, “causar evacuación de un lugar público”, “causar un serio inconveniente público”.

Si usted está siendo acusado de un delito relacionado con amenaza terrorista, usted   necesita contactar hoy a un abogado con experiencia en defensa criminal.

Al abogado Enrique Ramírez se le ha contratado anteriormente para este tipo de casos y sabe cómo enfrentar agresivamente y atacar la evidencia que tengan en contra de usted, siempre con el fin de proteger sus derechos constitucionales.