El acoso puede ser definido como “asechamiento a otra persona que no quiere que lo haga”. Causando temor de ser lesionado o temor a la muerte por el seguimiento de dicha persona.

Estos casos a menudo tienen varios factores involucrados que pueden hacer que sea difícil de clasificar. Ha sido de nuestra experiencia que la fiscalía va a tratar de voltear las pruebas para pintar un cuadro de la situación que no es del todo exacto. Por esta razón, es crucial que se ponga en contacto con un abogado con experiencia que está al tanto de todos los trucos y maniobras posibles.

El abogado Enrique Ramírez tiene experiencia durante más de 25 años en el manejo de este tipo de casos y sabe la manera precisa para atacar su caso específico y puede obtener el resultado más favorable posible. Por favor, póngase en contacto con nuestras oficinas para que podamos comenzar a trabajar para usted!